Matar a un ruiseñor: Análisis literario, argumento y más

5
(1)

Una de las obras literarias más importantes de los últimos 100 años, donde se tratan temas que al día de hoy se siguen viviendo, como son la discriminación y prejuicios raciales, principalmente a las personas de tez oscura, escrito por la grandiosa Harper Lee, el día de hoy te brindaremos un análisis literario sobre matar a un ruiseñor, un texto que se considera de lectura obligatoria.

análisis literario matar a un ruiseñor

Análisis literario sobre matar a un ruiseñor de Harper Lee

Al empezar este análisis literario de matar a un ruiseñor, primero tenemos que entender cómo se narra la historia. Ya que si nos ubicamos en la época en la que se cuenta los sucesos es en el presente, la protagonista es una mujer ya adulta, pero recapitula su experiencia y la basa desde la visión que tenía a la edad de seis años. Porque lo más destacable de la obra es ese toque de inocencia que le da un infante.

Entonces esto convierte a Scout en el protagonista de la obra, pero también es un narrador omnisciente. Recordemos que él es el que vive a su máximo esplendor todo lo que sucedió en Maycomb.

Harper Lee disfruta mucho de usar el plural en tiempos verbales pasados cuando habla de su familia. Pero en el caso de personas ajenas al círculo siempre los menciona en tercera persona, por ejemplo vecinos y amigos. En el caso de expresar sus propias ideas o hablar de ella siempre utiliza la primera persona.

Estructura del libro

Matar a un ruiseñor, es de esas obras que tiene una estructura perfecta. Harper Lee sabe narrar la historia a la perfección con dos partes que son más que suficientes, para mencionar todos los hechos importantes del relato con sus debidos detalles. En total son 31 capítulos, aunque la obra se divide primeramente en 11 episodios, luego en 20, para así marcar claras diferencias y espacios temporales entre los sucesos que van ocurriendo.

Eso sí, lo más destacable entre la primera parte y la segunda es la extensión de los capítulos, el primer bloque es mucho más extenso que el segundo, la razón es que Harper Lee decide explicar el ambiente con tanto detalle, sus paisajes son narrados de una forma espectacular, las casa, campos de algodón, la tranquilidad del pueblo. Aunque la realidad es que dentro de tanta paz en el corazón de los habitantes existe una cantidad inmensurable de racismo y odio.

Para la autora es importante resaltar la personalidad de todos los niños de Maycomb, cada a uno tiene sus aventuras, pero además observan detalles de sus vecinos y dan una opinión sobre esos hechos. Claro está, a medida que esas travesuras y actividades infantiles se desarrollan, se deja en claro que el pueblo tiene un secreto, se oculta bajo una fachada muy marcada.

Un punto de inflexión en el primer bloque es cuando Atticus toma el caso y decide defender a Tom, se presenta un panorama tanto físico como social muy marcado. Automáticamente se deja en claro los verdaderos colores de la gente de Maycomb, un conjunto de personas clasista, racistas, despreciables. Esta situación crea un dilema al abogado.

Cambio de narración entre partes

En la segunda parte es mucho más frenética, esos capítulos cortos en cantidad pero largos en texto pasan a ser casi que el doble, pero narrados de una forma ágil, fluida y dinámica, obviando las descripciones para enfocarse netamente en los hechos para así atrapar al lector y se vaya acercando al final, desencadenando los sucesos de interés uno tras otro para así brindar mayor emoción.

análisis literario matar a un ruiseñor

Eso sí, la cronología siempre se mantiene en todo momento, fechas, días, horas, siguen su continuidad, con el pasar de los capítulos se hace referencia constante de hechos sucedidos en partes anteriores, para que así el lector pueda mantener el hilo lógico de la trama y comprender los sucesos que van a ocurrir a medida que pasa las páginas.

Otra virtud del texto es su lenguaje, es sencillo, no busca palabras que solo encontrarás en el Quijote, ni se usan analogías tergiversadas para desviar la atención del lector. Aquí se quiere plasmar el nivel emocional, acción, misterio, inocencia y otras sensaciones que vivió la autora. De hecho, cumple con su objetivo claramente porque tras la lectura siempre se entra en un lapso de reflexión.

Todos los personajes tienen una evolución, en especial los niños que a medida que crecen, captan las acciones de sus iguales, entienden que hay gestos positivos pero también sumamente negativos, creando así una sensibilidad hacia los temas sociales que son tan delicados, creando empatía. Por cierto, Maycomb es un lugar ficticio de Alabama, pero retrata a la perfección como es el sur de los EE.UU para la época.

Estilo

Harper Lee sólo ha escrito un libro en su vida, pero su estilo narrativo es único, se puede considerar como brillante, con una capacidad única para describir relatos. Es un estilismo perfecto, se puede notar desde la primera parte del texto a la hora de narrar los paisajes, la percepción de los niños ante lo que los rodea. Pero lo más importante ese toque de inocencia infantil narrados con el dolor y amargura de un adulto.

Claro está la autora disfruta mucho de usar la analepsia popularmente conocido como el «Flashback», es decir crear una escena retrospectiva que sí, altera la cronología, pero permite conectar con mayor fuerza los momentos que van transcurriendo en la obra. Esto con la finalidad de establecer los detalles puntuales, profundizar en alguna situación en concreto o en su defecto entender por qué un personaje actúa así en el presente.

Otro elemento a destacar es la dualidad del punto de vista, para dar un ejemplo en la obra. El texto está escrito para engañar al lector de una forma espectacular, narra una adulta, tocando temas crudos como la violencia, racismo, odio, mentiras, entre otros. Pero siempre se mantiene la pureza de esa niña de 6 años que observó todo eso con sus propios ojos. Dando un gusto a la lectura ejemplar.

Eso sí, es posible que el lector presente dudas respecto a la capacidad de una niña de analizar y comprender la situación que está observando. Porque el vocabulario utilizado, sumado al razonamiento es digno de un adulto en todas sus facultades. Para poner en contexto no podemos obviar que en este análisis literario de matar a un ruiseñor, la trama del libro trata sobre los prejuicios de la sociedad a un hombre negro culpado por violencia sexual.

Valores sociales

Otra cualidad de Harper Lee es cómo deja en claro la pérdida de valores sociales con el humor. Sí, tratamos de un juicio, una situación tétrica, delicada, de la cual no se debería realizar chistes, pero en su caso la misma introduce una serie de chistes, generalmente expresados por la gente de tez blanca, para restar importancia a lo sucedido, pero a su vez dar a percibir lo cínico de la sociedad.

También la escritora disfruta de usar la ironía como método de castigo ante una situación, un claro ejemplo es en la escuela cuando Scout nuestra protagonista a diferencia de sus compañeros sabe leer a la perfección. La profesora indica que no va a enseñarle más a la niña, le niega el acceso a cualquier conocimiento, motivado a que a diferencia del resto ella va más adelantada, también por la decisión de su padre al defender al acusado.

Análisis del género literario de matar a un ruiseñor

Matar a un ruiseñor es una novela que entra dentro del género gótico sureño, de por sí está escrita a los rasgos generales de este tipo de literatura. Empezando por sus protagonistas y personajes secundarios, cada uno de ellos interviene de forma constante y se desarrolla a través del dialogo. Pero en el caso del narrador es el encargado de contar e hilar la historia para así darle su seguimiento lógico.

También es catalogado como una novela de aprendizaje, motivado a que todos los personajes están en un proceso de crecimiento, pasan de la infancia hacia la madurez, se puede detallar constantemente, esto conlleva a situaciones de introspección donde se puede marcar la clara diferencia entre lo que es bueno y malo.

análisis literario matar a un ruiseñor

Scout claramente tiene un desarrollo magistral, su crecimiento a nivel personal, ideas, pensamientos y acciones, se van influenciando por ese aprendizaje, las lecciones que se le son brindadas a medida que se desarrolla el libro, perdiendo poco a poco esa inocencia infantil, para tener el raciocinio y lógica adulta.

Elementos góticos en la obra

Hablemos de la parte gótica, empezamos por uno de los personajes más enigmáticos, ese es Boo Radley que al final tiene una situación heroica, su participación llega a ser fundamental en la historia, es esa ave que no se puede matar por la simple razón que no quiere estar con sus iguales. Su hogar es aislado, misterioso, tanto así que permite que todos los personajes de la trama se pregunten quién es o qué hace.

Otra cualidad gótica es el juzgado de Maycomb, Harper Lee se encarga de retratarlo como un lugar oscuro, lúgubre, donde nunca se viven virtudes, sino en todo caso injusticia, desigualdad, racismo, odio y más. Desde su arquitectura narrada por la escritora hasta el ambiente, da esa sensación de oscuridad.  Un escritor que sabe utilizar estos elementos a la perfección es Stephen King, aquí te dejamos un top 6 de los mejores libros de Stephen King.

análisis literario matar a un ruiseñor

Terminamos con la percepción al extranjero, sí en Maycomb no les agrada aquellos que visitan el pueblo, siendo así una comunidad cerrada, porque consideran que aquel que viene de afuera, no posee los mismos ideales que el resto. El mejor ejemplo es Atticus el padre de Scout y abogado de Tom. Que considera una barbarie el trato dado a su cliente.

Tema literario

Este elemento está ajeno al género que el autor decida basar su escritura, en otras palabras el tema literario de la obra, son cómo el autor se enfrasca en elementos como el amor, muerte, vida, tiempo, guerras, venganza, avaricia, ira, otro cúmulo de emociones o características dignas de los humanos, destacando así virtudes y antivalores dentro de su universo. En base a eso girará la trama.

Uno de los temas de Harper Lee es la vida sureña, de por sí para la época se habla de esta región de Estados Unidos que con el paso de los años ha tenido múltiples sucesos relacionados al clasismo, odio, racismo, entre otros, de por sí de aquí nacen los famosos «Cuellos rojos» y la bandera confederada.

De por sí si entras dentro de lo socialmente aceptado, la vida en el sur es tranquila para los niños, se sienten protegidos, sus iguales los cuidan de cualquier riesgo, pero a su vez les llena de esos símbolos nacionalistas sureños, dando a entender cómo los ideales, acciones y posiciones se van transmitiendo de una generación a otra.

El mejor ejemplo es la gran justificación de todos los habitantes de Maycomb ante sus actitudes, se destaca que es una sociedad adicta a los juegos de azar, peleas de gallos, violencia a la mujer exagerada, alcohólicos, racistas, y más… ¿Cuál es el motivo de ello? Siempre expresan que su árbol genealógico fue así, en vez de cambiar, prefieren cometer los errores de sus antepasados porque los mismos no fueron castigados.

Racismo

Por supuesto, toca profundizar el racismo, siendo así el eje principal de esta historia. Tanto los indios americanos, como los afro descendientes han sido las personas que más han sufrido en la zona sur de EE.UU. Sus costumbres y forma de pensar siempre ha sido objeto de ataque, claro al tener un tono de piel distinto al resto, son tratados como inferior, igualdad entre el blanco y ajeno así es un tabú en totalidad.

 

En este análisis literario de matar a un ruiseñor, se destaca muchísimo el racismo en la época de los 50, antes de la creación de esos movimientos sociales como el liderado por Martin Luther King. Tenemos un pueblo de gente blanca, donde la voz de las personas negras jamás tiene valor y se le hace sufrir a través de la violencia e injusticia, el mejor ejemplo de ello es Tom Robinson, el acusado.

El tercer elemento presente en la obra, son las clases sociales, inclusive entre las personas blancas hay cierta discriminación hacia el que no tiene bienes materiales, riquezas, lujo, poder, una buena familia entre otros. Un caso práctico dentro de la obra es como la familia Ewell sumamente adinerada, trata con desprecio a los Cunninghan. Sí todos son de tez clara, pero la falta de recursos conlleva  a un trato elitista.

¿Cuál es tu valoración para este libro?

Promedio de Valoración 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Deja un comentario