Resumen del libro El Proceso de Franz Kafka, sinopsis y más

4.5
(2)

En este post encontrarás un interesante resumen del libro El Proceso de Franz Kafka,  la novela póstuma que escribió el este reconocido autor checo y la cual fue publicada luego de su muerte en 1924. Te cautivará tanto su lectura que te estimulará a leer la obra completa.

En este resumen de El Proceso, es importante destacar que la novela nos hace referencia a una crítica al poder y a la burocracia de comienzos del siglo XX, ya que Kafka era abogado, por lo que cuestionaba los procesos jurídicos que se aplicaban en ese entonces.

Resumen de El Proceso 2

Resumen de El Proceso

En este interesante relato al cual hacemos referencia en este resumen de El Proceso, se nos narra la experiencia del protagonista Josef K., quien se ve enfrentado a un proceso penal inusitado para él. Su drama comenzó una mañana cualquiera cuando fue arrestado en su casa debido a una acusación de alguien por un crimen del cual él no sabe nada.

Esta circunstancia significó un cambio radical en la vida ordinaria de Josef, quien simplemente era una empleado de un banco y llevaba una vida rutinaria. Así lo fue hasta que esa mañana cuando fue despertado por la extraña visita de unos hombres que vinieron a aprehenderlo. Solo le informaron que se había introducido un proceso penal en su contra y que las autoridades le darían más detalles a su debido tiempo de los cargos por los cuales estaba siendo imputado.

Ello fue el inicio de una pesadilla llena de muchos enigmas y tormentos por el asfixiante procedimiento judicial al que se vio repentinamente sometido. Fue llevado a interrogatorios en sitios lúgubres e insalubres de unos tribunales decadentes.

Los tribunales estaban ubicados en una especie de buhardillas en sitios alejados del centro de la ciudad. Allí tuvo que presenciar escenas extrañas de personajes relacionados con burócratas. Había también en ese lugar quienes parecían querer ayudarlo, pero que no tenían ningún poder frente a las muchas instancias por las que había que pasar dentro del poder judicial.

Para el procesado Josef lo más angustiante es que desconoce totalmente qué tipo de tribunal lo estaba acusando. Solo se enteró que lo estaba imputando uno alternativo al usual de la ciudad. Tenía una estructura mucho más compleja por los extraños procesos judiciales que aplicaba y que el protagonista no lograba comprender.

En virtud de ello no sabía como defenderse pues, además, no podía enfrentar cara a cara al juez, ya que sus mandatos e instrucciones solo le llegaban después de una larga cadena de intermediarios y cada uno con un mensaje distinto sobre el desarrollo de su proceso.

resumen libro el proceso franz kafka

El autor nos conduce en toda la trama a través de la angustia y desesperación que vivió el protagonista encarcelado y castigado por un crimen que no conocía ni conocería. Además, sometido a un proceso judicial viciado, por lo que no encontraba una manera posible para su defensa. Por momentos llegó a pensar que realmente era culpable, en vista del procedimiento que aplicaba el tribunal.

Reseña de El Proceso

Esta novela de Kafka pone de manifiesto sus excelentes cualidades en el manejo de esta especie literaria. La obra se inscribe dentro del género filosófico y distópico, que denota lo imaginario, a veces indeseable de una realidad. Además se le clasifica dentro del subgénero de literatura del absurdo en virtud de que sus planteamientos de estilo aluden a componentes que no tienen coherencia dentro de un contexto previsible y lógico.

Kafka la escribió en alemán, con el título original Der Prozess, aun cuando su idioma materno era el checo, pero el alemán le resultaba más apropiado y preciso para expresar lo que deseaba transmitir. Además, le era más cómodo y certero para el contexto legal en el que quiso escenificar la novela. La comenzó a escribir cerca del año 1914, pero solo pudo ser concretada después de su muerte.

Es una obra literaria realmente esplendida en su narrativa y descripción de escenas, personajes y acontecimientos. Para algunos se trata de una novela no acabada, en vista de fue Max Brod, su editor, amigo y albacea, también oriundo de la desaparecida Checoslovaquia, quien la compuso juntando las distintas notas del manuscrito que le legara el autor al morir. Esto da cabida a pensar que Brod no sabía la secuencia de los capítulos.

Muchos dicen que fue por tal motivo que el proceso penal que se le siguió a Joseph K. no terminó en las Altas Instancias Tribunalicias, lo que da pie a pensar que no terminaría nunca. Se explica por ello la solución que le ofrece el pintor oficial de los jueces a Josef de que: “Quizá le convenga más el aplazamiento indefinido”.

En este resumen de El Proceso cabe señalar que su prosa fue considerada para la época un adelanto técnico de la novela contemporánea, en virtud de la estructuración de los personajes, la narración y el posicionamiento de los temas. A veces se clasifica como una obra política con tendencia anarquista o también como filosófica existencialista por los cambios internos que el protagonista debe vivenciar.

Resumen por capítulos – Resumen de El Proceso

En este resumen de El Proceso es de señalar que esta importante obra del autor nos sumerge a través de sus diez capítulos en un entorno inhóspito y desesperanzador de la realidad jurídica. En este post dedicado al resumen de El Proceso te presentaremos a continuación una breve descripción de cada uno de estos capítulos.

Capítulo I

El capítulo comienza narrando como es un día normal en la vida del protagonista Josef K. El autor nos lo presenta  en su casa haciendo su rutina de inicio del día, cuando de pronto llegaron unos funcionarios que de inmediato lo sometieron y se lo llevaron detenido sin darle ninguna explicación.

Fue una detención arbitraria, ruda y sin mayores contemplaciones legales. De allí lo trasladaron a la cárcel y al llegar allí pidió le informaran de qué se le acusaba, cuáles eran los cargos, cuál fue el delito que cometió. No recibió ninguna respuestas a ninguna de sus preguntas, pues los mismos funcionarios del órgano jurisdiccional no las sabían.

Aun cuando en todo procedimiento legal según la ley toda persona es considerada inocente hasta que se demuestre lo contrario, en la obra de Kafka, Josef fue de una vez señalado como acusado y visto como culpable de un crimen que no sabía cuál era. Sus derechos fueron violados, sin darle ninguna oportunidad de defenderse.

El protagonista se vio de pronto inmerso en una penosa y angustiante situación al ser sometido injustamente a un procesamiento jurídico muy diferente al establecido en las leyes. A Josef le parecía estar viviendo un terrible mal sueño, pues todo le resultaba irreal y esperaba poder despertar de esa pesadilla.

Finalmente, le informaron que podría continuar con su vida, seguir en su trabajo en el banco, pero atento a cualquier llamado que se le hiciera.

Al regresar a casa Josef K le contó a la señora Grubach, propietaria de la pensión donde vivía, todo lo que había pasado. Sin embargo, aparte de darle a conocer su situación, lo que le interesaba a él era saber si la señorita Bürstner, por la que se sentía atraído, estaba en su casa, cuando las autoridades fueron a indagar. Josef quería seducirla y quiso aprovechar este extraño momento y le ofreció disculpas por el desastre ocasionado en su casa por los funcionarios de la investigación.

Capítulo II

Después de algunos días Josef K. recibió el llamado del tribunal para citarlo a un primer interrogatorio, pautado para el día domingo, de manera de no interferir con su horario de trabajo en el banco. El protagonista asistió a la cita, aunque tuvo dificultad para encontrar la dirección que le habían indicado. En dicho sitio fue recibido por una joven vestida de blanco, quien le indicó que pasara.

Se podía notar la burocracia del momento tanto de los órganos administrativos como de los jurisdiccionales encargados de administrar justicia. Un ciudadano común en estos entornos seguro se encuentra perdido en cuanto a como actuar, a quien acudir, a quien preguntar, solo, rodeado de oficinas cerradas sin forma de saber como solicitar información, aun cuando se trata de procedimientos sencillos.

Ya en el interrogatorio estuvieron presentes varias personas, casi todas vestidas de color negro. A las preguntas que le hacía el juez, Josef K. respondía altanero, obviando el procedimiento judicial y buscando aprobación y explicación al extraño público presente.

Luego de que Josef viera el espectáculo protagonizado en plena sala por una mujer y un hombre que la abrazaba, decidió irse del sitio. Abandonó la sala no sin antes pronunciarse en contra de la actuación de los funcionarios allí presentes y reclamándoles las acciones tomadas en su contra.

Capítulo III

El siguiente domingo Josef K quiso asistir de nuevo a la sala donde se hizo el interrogatorio. Lo recibió la misma joven, quien lo hizo pasar, pero encontró el lugar totalmente vacío. Esto es porque esa sala del tribunal es la vivienda gratuita de la mujer de la entrada junto con su esposo, pero cada vez que hay audiencia tenían que salir de allí y dejarla disponible para los jueces.

El protagonista buscó conversación con la joven, quien le habló de varias cosas de su vida. La conversación despertó en él su interés y se sintió atraído por ella.

De pronto entró un estudiante de Derecho a la sala. Se trataba del mismo hombre que la había abrazado el otro día, hecho que fue lo que lo motivó a abandonar el interrogatorio. El muchacho casi que arrastró a la mujer hacia donde estaba el juez. Luego, Josef K. fue llevado a una sala dispuesta para que los acusados esperen.

Luego de una larga e incómoda espera en esa sala, Josef decidió irse, porque ya el ambiente se estaba tornando desesperante en esa y en todas las otras salas. Así que se dijo para sí que había otras formas mejores de pasar el domingo.

Capítulo IV

En este nuevo capítulo apareció la señorita Montag, quien era una muchacha que solicitó habitación en la misma  pensión donde vivía Josef. Le concedieron compartir la habitación con la señorita Bürstner. Esto por supuesto le desagradó al protagonista, pues iba en contra de sus planes de conquistar a su vecina, lo cual se dificultaba con la presencia de otra persona en la habitación.

Capítulo V

Un día, después al llegar a su habitación al terminar su jornada de trabajo, el protagonista escuchó unos gritos en una de las habitaciones. Se apresuró a buscar de donde provenían y fue hasta allá a ver que estaba ocurriendo. Quedó perplejo al descubrir que se trataba de los dos funcionarios del tribunal que lo habían arrestado, quienes estaban siendo azotados por un verdugo.

Allí se enteró que el motivo de la golpiza se debía a la queja que él había hecho al juez, por el trato de estos funcionarios. Al saber esto el protagonista sintió compasión por ellos, por lo que trató de chantajear al verdugo para que no los golpeara más, pero fue en vano. Tal circunstancia le confirmó a Josef que la justicia estaba completamente corrompida y que se debía combatir.

Al día siguiente, de camino a su trabajo, Josef pasó por la habitación y se encontró que aún estaban allí los dos funcionarios uniformados y el verdugo.

Capítulo VI

En este capítulo aparece el tío del protagonista, quien se había enterado del proceso judicial que se había iniciado contra su sobrino. Le ofreció su ayuda y le sugirió solicitar asesoría al abogado Huld para que lo asistiera durante el proceso. Herr Huld era un experto en derecho, de reconocida fama, especialista en defender las causas injustas y, sobre todo, era el abogado de confianza personal del tío Albert.

Al llegar a la casa del abogado, los atendió su enfermera Leni, quien lo cuidaba, ya que este estaba en cama convaleciente por un problema cardíaco. Al ponerlo al tanto, Huld quien ya sabía de ese proceso, decidió  representarlo legalmente, asumiendo ser su abogado defensor.

La conversación prosiguió hasta que un fuerte ruido los interrumpió y Josef salió a ver que pasaba. Encontró que fue provocado por la enfermera que había roto algo para llamar su atención.

Los hombres, luego de esto, siguieron hablando del proceso y de cómo se había llevado a cabo el mismo. Al despedirse Leni le entregó a Josef la llave de la casa para volviera cuando quisiera.

Capítulo VII

El proceso en el que estaba Josef, le causaba mucha ansiedad pues evolucionaba muy lentamente y de manera impredecible, lo que no le permitía saber como actuar. A medida que avanzaba el procedimiento hacía que Josef fuera descuidando su trabajo en el banco.

Cierto día lo visitó un hombre que le dijo que era pintor y que tenía relación con los jueces del proceso. Es por ello que comenzó a darle algunos consejos en cuanto a como tratarlos y cómo llegar a ellos.

Capítulo VIII

En este capítulo sigue la preocupación y angustia del protagonista por como están sucediendo las cosas en el  proceso y lo extraño de los procedimientos. Además, de que sentía que no se avanzaba nada y que parecía todo más bien estancado. Es por ello que Josef decidió renunciar a los servicios del abogado Huld.

Capítulo IX

En este penúltimo capítulo Josef K. acompañó a uno de sus clientes al banco. Mientras lo esperaba, se fue a la iglesia y allí fue llamado por el sacerdote. Este le contó que conocía sobre su proceso y le advirtió que las cosas no terminarían nada bien, ya que él era visto por todos como culpable. La conversación duró algunos minutos hasta que el protagonista le informó que tenía que volver al trabajo.

Capítulo X

En este capítulo se narra como el protagonista es buscado por unos funcionarios, enviados por la justicia, y es trasladado a las afueras de la ciudad. En ningún momento Josef se resistió ni opuso ninguna defensa.

Después de un rato, lo desvistieron y maltrataron. Uno de los hombres sacó un cuchillo, y comenzaron a pasárselo entre ellos buscando amedrentarlo. Aun cuando pudo haber escapado, el protagonista no intentó huir ni ejercer ninguna acción.

De pronto apareció un hombre, que no se sabe quien es y sobre el cual no había ninguna descripción en el capítulo. En ese momento, Josef estaba inmovilizado por uno de los funcionarios quien lo tenía agarrado por el cuello.

El otro funcionario aprovechó y le clavó el cuchillo en el pecho. Josef K. quedó moribundo en el piso. Termina así El Proceso, dejando muchos cabos sueltos y gran cantidad de dudas.

resumen libro el proceso franz kafka

Personajes de El Proceso Franz Kafka

En este resumen de El Proceso podemos señalar entre los personajes más destacados de la trama los siguientes:

Josef K.

Es el protagonista de la novela, es un empleado bancario con una carrera ascendente en uno de los más importantes bancos de la ciudad. Su padre falleció y sobre su madre se habla muy poco en la novela, sobre todo en los capítulos inconclusos, que no forman parte de la edición de Brod.

Las relaciones humanas de Josef se limitan a su tío que fue su tutor, una sobrina bondadosa pero ausente, su dependienta en la pensión, las vecinas en dicha pensión, y los personajes del banco; el director, el subdirector. Participaba en tertulias intelectuales con su único amigo y cuestionable Fiscal. Mantenía relaciones con una mesera y prostituta omnipresente de nombre Elsa. Hay otros personajes que trataron de ayudarlo pero todo fue en vano.

Josef llevó una vida de hombre moderno. Era una vida solitaria, rutinaria, pero competitiva. El verse inmerso en el proceso vino a destruir su cotidianidad de manera radical y desastrosa, lo que lo llevó a dejarse llevar por la angustia llevándolo poco a poco a ser controlado por el tribunal y su hermética maquinaria burocrática.

El subdirector

Supervisor y contrincante del protagonista en el banco, pudiéndose considerar como su antagonista. este es un hombre de edad, quien se sintió desplazado por Josef, pues significaba su competencia. Es presentado como el hombre exitoso de la modernidad alemana de la época.

Es un personaje anónimo, antipático y en momentos repulsivo, se contrapone a la decadencia que experimentó el protagonista, aprovechándose de su deficiente condición psicológica.

Fräulein Elsa

Es la mesera prostituta que Josef visitaba a menudo. Es un personaje recurrente en el libro, aun cuando en la versión editada de Brod nunca es señalada como visitada por él. Solo la muestra como un recuerdo o la menciona asociada con otros personajes para dar indicaciones de pertenencia o de superioridad.

Fräulein Bürstner

Esta es la vecina del protagonista en la pensión. Luego de la detención de Josef en la que él invadió la habitación de ella, surgió entre ambos un romance de una noche, al cual el protagonista quería aferrarse en sus momentos de desolación.

Ella es una mujer muy formal, disciplinada, de mucho juicio, por lo que la relación vivida con el protagonista le incomodaba. Este personaje reaparece al final de la novela, como una muestra de aceptación de la culpa.

Tío Albert K.

Fue en algún momento tutor del protagonista y a través de él es que se revela su vínculo familiar. Proviene del campo y es un personaje con muchos bríos. Cuando visitó a su sobrino provocó tensión en el protagonista, quien es una persona respetuosa.

El tío es quien logró estimular al protagonista para que se hiciera cargo de su proceso y contratara a Huld como abogado defensor. Es el que le aconseja la conducta a adoptar frente a los diferentes personajes del tribunal.

Abogado Huld

Es el abogado recomendado por el tío Albert para que ayude a Josef en el proceso. Herr Huld está enfermo, pero aún así sigue activo profesionalmente gracias a sus vínculos con el tribunal. Se presenta como un hombre de buen corazón, de allí que se le llame el «abogado de los pobres». Tiene una buena posición, es profesional, con éxito económico, reconocido entre sus colegas.

En este resumen de El Proceso cabe destacar que como parte de la defensa de Josef, Huld realizó actos en su defensa y redactó un supuesto documento para defenderlo pero nunca lo llevó al juzgado. Fueron lentos o casi nulos los avances que obtuviera por lo que el protagonista decidió despedirlo.

Frau Grubach

Es la propietaria de la pensión donde vive el protagonista. Tiene mucha consideración por Josef y lo admira por estar bien posicionado, tener aspiraciones y ser uno de sus inquilinos con buenas relaciones.

Titorelli

Este es el pintor de la corte, el cual es un cargo hereditario. Dicho cargo consiste en mantener un estándar entre los «jueces del pasado» y los actuales. Estos últimos quieren ser pintados como lo hacían sus antecesores.

Es uno de los que quiere ayudar al protagonista valiéndose de su contacto personal con los jueces. Puede mediar a través de cartas y firmas para que se suspenda o al menos se aplace el procedimiento.

resumen libro el proceso franz kafka

Para él el juzgado no puede ser influenciado por otros o ser disuadido de que un acusado no sea culpable. De allí que le insista a Josef que solo lo puede ayudar si realmente es inocente. En el apremio que surge, consigue venderle tres lúgubres cuadros a Josef.

Su casa es una buhardilla maloliente rodeado de niñas de malas costumbres que lo acosan. Esta casa o habitación la obtuvo por intermedio del tribunal y se puede decir que es materialmente parte del edificio. Está conectada por una puerta con uno de los pasillos de la casa de justicia.

Sinopsis de El Proceso

En este resumen de El Proceso, encontramos que el inicio de la obra sorprende con el arresto del protagonista Joseph K., acusado por alguien de un crimen él que desconoce. Comienza así una auténtica pesadilla.

El tribunal conformado por unos jueces enigmáticos e implacables parecieran ignorar los detalles del caso, pero igualmente repasan su vida buscando algún hecho que haya podido merecer la denuncia y la detención. El protagonista se ve envuelto en una vorágine en la que no tiene acceso a las altas instancias de la justicia para saber por qué se le acusa y saber cómo poder defenderse. Es un laberinto del que no tiene escapatoria.

También te puede interesar ver el Resumen de La tía Julia y el escribidor

¿Cuál es tu valoración para este libro?

Promedio de Valoración 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

(Visited 909 times, 5 visits today)

Deja un comentario